¿Qué ocurre si alguien muere en el espacio?

Astronomía Braylin Ivan Payano 405 Visitas

¿Qué ocurre si alguien muere en el espacio?
Astronauta en el espacio bajo ingravidez

Algunas de las compañías espaciales ofrecerán la oportunidad para que celebridades con mucho dinero puedan tomar vacaciones en el espacio.

Las organizaciones de vuelos espaciales de negocios, por ejemplo, Virgin Galactic y Blue Origin, están ofreciendo actualmente puertas abiertas selectas para que personas famosas y gente normal hagan un viaje al espacio.

Por lo general, los viajeros espaciales han dependido de una preparación exhaustiva y un examen clínico antes de ir al espacio, y el riesgo de muerte por causas regulares se consideraba remoto.

En cualquier caso, en este nuevo periodo de la industria de los viajes, parece que el examen clínico puede no ser completado, y sólo se da una preparación insignificante antes del vuelo.

Con una gran variedad de personas que actualmente van al espacio, y la posibilidad de que dentro de poco tiempo se establezcan bases en la luna y algo más, se plantea una cuestión importante: ¿Qué sucede si alguien muere en el espacio?

Según la normativa espacial mundial, cada país es responsable de aprobar y gestionar todos los movimientos espaciales públicos, ya sean legislativos o privados. En Estados Unidos, los vuelos espaciales de empresas requieren un permiso de despegue otorgado por la Administración Federal de Aviación.

En caso de que alguien se muera en una misión de negocios, debería haber una garantía sobre el motivo de la muerte. En el caso de que el fallecimiento de un miembro de un vuelo espacial se debiera a un problema mecánico en el aparato espacial, la Administración Federal de Aviación esperaría suspender otros despegues de la organización en espera de un examen.

En el caso de que la decepción mecánica sea limitada, el proveedor de la empresa debería pensar en la obligación general de cuidar a todos los exploradores y evaluar si hizo todo lo que estaba a su alcance para evitar la muerte del individuo.

Incómodo pero ineludible

El tiempo que se pasa en el espacio en estas misiones vacacionales oscila actualmente entre un par de minutos y un par de días. Esto implica que el riesgo de una muerte en el espacio por causas normales es extremadamente bajo, pero no es factible.

El tema de qué hacer en el supuesto de que alguien estire la pata en el espacio resultará fundamentalmente más relevante -y complejo- cuando las personas partan en misiones más largas y profundas en el espacio y, sorprendentemente, un día se queden para siempre en el espacio.

En un sentido general, debería haber algún tipo de interacción analítica establecida para exponer la razón de la muerte de las personas en el espacio. Ya ha habido exámenes anteriormente, por ejemplo, la investigación sobre la debacle del transbordador Columbia en 2003, cuando el transporte espacial Columbia de la Nasa se desmoronó al volver a la Tierra, matando a los siete viajeros espaciales que estaban preparados.

En cualquier caso, se trata de exámenes de expertos relativos a percances de alto nivel y que sólo afectan a los vuelos espaciales estadounidenses. A medida que se extienden las puertas abiertas para los viajes espaciales, es ineludible, ya sea por percances, dolencias o edad, que se produzcan fallecimientos en el espacio o en otro cuerpo celeste.

Una metodología convencional para examinar los fallecimientos en las misiones de larga duración y en los asentamientos espaciales será importante para garantizar que haya datos claros sobre quiénes estiran la pata, las razones de la muerte, y así poder aprender de las ilustraciones e identificar posibles ejemplos.

Una parte importante de las estrategias relacionadas con los exámenes y reconocimientos podría importarse de la Tierra. La regulación espacial mundial da la posición por defecto por la que un país que ha alistado un cohete tiene la tutela sobre ese objeto espacial y cualquier facultad. En definitiva, un país con dicha tutela sería la potencia habitual para iniciar una investigación y decidir las técnicas para gestionar un paso en el espacio.

Si bien esta es una etapa inicial útil, una comprensión personalizada para el asentamiento o la misión particular probablemente sería mejor. La organización de una misión al espacio incorpora la consideración de factores como la energía, la alimentación, la seguridad contra la radiación y la eliminación de la basura. Establecer procesos relativos a lo que hay que hacer en caso de que un individuo fallezca, y consolidar estos ciclos en cualquier acuerdo, hará que un percance horrible sea algo menor.

Tener un acuerdo establecido al principio de una misión es significativamente más importante asumiendo que hay varias naciones interesadas.

Contemplaciones pragmáticas

A pesar del aspecto legítimo, las misiones que envíen a personas más allá del Sistema Solar deben pensar en la eliminación real de los restos humanos. En este sentido, es fundamental tener en cuenta que las distintas sociedades tratan a sus muertos de forma totalmente diferente.

En las misiones cortas, es posible que el cuerpo se lleve a la Tierra. El cuerpo debería ser protegido y guardado para evitar la contaminación del equipo que lo soporta.

En una vuelta completa a Marte, que sería a largo plazo y podría ser una posibilidad en las próximas décadas, el cuerpo podría ser congelado en el frío de la habitación para disminuir su peso y hacer más sencillo su almacenamiento al volver a la Tierra.

Sin embargo, en el caso de que empecemos a colonizar el espacio, los cuerpos podrían ser desechados en lugar de guardados.

A pesar de que los fans de Star Trek podrían revisar la forma en que el cuerpo de Spock fue arrojado al espacio, esto presumiblemente no sería atractivo, en la actualidad. Las naciones podrían protestar por tener un cuerpo humano a la deriva en el espacio, mientras que el cuerpo real podría añadirse a los problemas de desarrollo hechos por la basura espacial. El grupo de los fallecidos podría necesitar que se les devolviera el cuerpo de su adorado.

La eliminación de los restos humanos en una provincia también está cargada. El cuerpo de un peregrino cubierto en otro planeta puede contaminar naturalmente ese planeta. La incineración también es propensa a la contaminación, y podría ser un activo concentrado.

Según lo previsto, habrá sin duda respuestas especializadas para la capacidad y la eliminación de los restos humanos en el espacio. En cualquier caso, las cuestiones morales en torno a la muerte en el espacio trascienden los límites antropológicos, legítimos y sociales. La idea puede resultar incómoda, pero es una de las numerosas discusiones que deberíamos tener a medida que las personas se convierten en grupos de animales que viajan al espacio.

Este artículo ha sido publicado por The Conversation bajo un permiso de Creative Commons. Lee el primer artículo.

Fuente: Space.com

Espacio, Astronomía, Virgin Galactic, Blue Origin, SpaceX

          Icono de compartir en Messenger     Icono de compartir en WhatsApp

Recibe nuestras notificaciones

Agregate a nuestra lista de notificaciones

Suscribete para recibir todas las semanas nuestras mejores publicaciones

email