Los telescopios de rayos gamma pueden ayudar a los científicos a captar más ondas gravitacionales

Astronomía Braylin Ivan Payano 142 Visitas

Los telescopios de rayos gamma pueden captar más ondas gravitacionales
Imagen ilustrativa del telescopio espacial FERMI

Los científicos creen que han encontrado una nueva forma de buscar ondas en el espacio-tiempo.

Los telescopios que observan el universo en el tipo de luz más ardiente podrían ayudar a los investigadores a distinguir las "huellas dactilares" de las ondas gravitacionales, según revela un nuevo estudio.

Las ondas gravitacionales se estructuran cuando objetos monstruosos, por ejemplo, aberturas oscuras impactan, haciendo olas en el espacio-tiempo que bañan la Tierra. Aunque los actuales observatorios de ondas gravitacionales, como el Observatorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro Láser (LIGO) y el interferómetro Virgo, pueden reconocer los impactos salvajes que dan lugar a las ondas gravitacionales, estos observatorios sólo pueden ver cada una de esas ocasiones a su vez, frecuentemente separadas por meses.

En cualquier caso, podría haber un método más para rastrear las ondas gravitacionales: buscar sus huellas en los púlsares, estrellas de neutrones que se convierten rápidamente y que palpitan a intervalos normales.

Actualmente, los científicos creen haber iluminado el camino hacia ese objetivo en otra revisión, debido a las percepciones del telescopio espacial de rayos gamma Fermi de la NASA, que observa el universo en rayos gamma, el tipo de luz más ardiente.

"Nos ha asombrado lo bueno que es para observar los tipos de púlsares que queremos buscar para estas ondas gravitacionales - ¡más de 100 hasta este momento!", dijo en una articulación el co-pionero Matthew Kerr, físico del Laboratorio de Investigación Marítima de Estados Unidos.

Los púlsares giran a intervalos excepcionalmente exactos, y los investigadores pueden seguir esos tramos desde la Tierra gracias a las barras que producen los púlsares. A medida que las ondas gravitacionales bañan un púlsar, podrían modificar sin pretensiones la sincronización de esos púlsares, y los astrofísicos se imaginan que pueden ver esos cambios discretos y, de esta manera, seguir las ondas gravitacionales que los produjeron.

Por lo general, los cosmólogos rastrean los púlsares utilizando radiotelescopios para buscar ondas de radio en el cielo. Sin embargo, el gas y los residuos que llenan el universo no son amables con las ondas de radio; un gran número de ellas se consumen en el tránsito.

Los rayos gamma, paradójicamente, tienen la energía más elevada de todas las ondas de la gama electromagnética, lo que significa que las superarán. Sin embargo, hasta esta nueva revisión, los astrofísicos nunca habían utilizado realmente los rayos gamma para seguir a los púlsares. Los resultados podrían significar que hay un nuevo método más notable para rastrear púlsares y, por lo tanto, identificar las ondas gravitacionales, y los analistas confían en que las futuras mejoras harán que estas estrategias de identificación sean mucho más delicadas.

Fuente: Space.com

Únete a nuestro grupo de Facebook

Rayos gamma, Telescopio Espacial, Astronomía

          Icono de compartir en Messenger     Icono de compartir en WhatsApp

Recibe nuestras notificaciones

Agregate a nuestra lista de notificaciones

Suscribete para recibir todas las semanas nuestras mejores publicaciones

email