3 historias de éxito después del fracaso

Historia Braylin Ivan Payano 940 Visitas

3 historias de éxito después del fracaso
Sylvester Stallone, Michael Jordan y Harland Sanders

Es muy común encontrar personas que renuncian a sus metas tras solo haber intentado un par de veces sin tener éxito, pero estas 3 personas nunca se rindieron.

Algunas personas suelen conseguir lo que desean de manera muy fácil, pero otras tienen que luchar mucho para poder lograrlo y hay quienes se rinden y no consiguen nada. Pero existen unos que son los valientes que nunca se rinden y hasta no conseguir su objetivo jamás paran de luchar y trabajar hasta conseguir lo que en verdad deseaban.

Es por eso que hoy te quiero hablar de 3 grandes personas muy conocidas a nivel mundial que se enfrentaron al fracaso pero jamás dejaron de luchar por lograr sus sueño y lograr salir hacia delante.

Sylvester Stallone

La verdad es que la vida no se la puso muy fácil que digamos a esta estrella del cine de Hollywood y es que Sylvester Stallone estaba durmiendo en las calles en la estación de autobuses de su ciudad junto a su perro el cual tuvo que vender por $25 dólares porque no podía seguir alimentándolo.

Un día Stallone fue ver una pelea entre Muhammad Ali y Chuck Wepner, el cual lo inspiro a escribir Rocky la película que lo catapultaría a la fama escribiendo el guion en tan solo 3 días.

Stallone trato de vender el guion y recibir una oferta de $125 mil dólares, pero Stallone tenia una condición y es que él quería ser el protagonista, él quería ser Rocky. La productora se negó ya que querían un actor de renombre en la película pero Stallone insistió hasta que lo dejaron protagonizar la película la cual fue todo un éxito y gano un Oscar.

Y si te lo estas preguntando, si. Stallone compró nuevamente su perro el cual tuvo que pagar $15 mil dólares. Ya el resto es historia y es que Rocky es una de las películas que más a recaudado en Hollywood.

Michael Jordan

Sin duda el mejor jugador de todos los tiempos de la NBA. A sus 16 años Michael Jordan fue apartado del equipo de baloncesto en el instituto por ser un mal jugador, se fue a su casa se encerró en su habitación y se hecho a llorar, ser rechazado le hizo conocer el dolor y dijo que nunca más quería sentirse así. Su dolor fue la motivación que lo hizo seguir adelante.

Jordan se entreno durante meses, se levantaba muy temprano en las mañanas y practicaba con tiros libres, practicaba por las mañanas y por las noches a tal punto que marcaba 40 puntos en algunos partidos hasta que el equipo titular comenzó a llegar temprano solo para verlo jugar.

Michael no permitía que el dolor del rechazo se marchara y cuenta que cuando él estaba cansado y deseaba parar pensaba en esa lista sin su nombre el cual le daba fuerza para continuar. El entrenador colocaba videos de Jordan a los demás jugadores para que puedan ver ese espíritu competitivo, su concentración absoluta, sus jugadas a muerte con el balón, su espíritu ganador.

Coronel Sanders

Sanders se cacho muchas veces y en todas se levantó con más fuerzas. Cuando el Coronel Sanders tenia 5 años de edad su padre murió lo cual significa que tuvo que hacerse cargo de sus hermanos y fue allí donde aprendió a cocinar. Cansado de los maltratos de su padre, Sanders se fue a vivir con unos tíos y cuando cumplió los 15 años se alisto al ejercito de los EEUU con un certificado falso. Cumplió su servicio militar en cuba, en la habana y tras su retiro tuvo muchos empleos como granjero, vendedor de seguros, bomberos de ferrocarriles entre otros y en ninguno tuvo éxito.

Después de una seguidilla de fracasos decidió dedicarse a lo que mejor sabe hacer, cocinar. En 1939 fue nombrado coronel que es una condecoración a los ciudadanos destacados de kentucky ya que logro abril y comedor donde vendía pollo frito que lo catapulto a la fama en esa localidad.

Su popularidad logro pasar las fronteras cuando un critico gastronómico le doy popularidad al hablar de su restaurante, pero su éxito se vino abajo cuando la construcción de una carretera desvió el trafico de su comedor. Pero Sanders logro salir adelante y en 1950 vendió el lugar por $75 mil dólares y comenzó a hacer pollo frito el cual vendía por todo el país y con su icónica chaqueta blanca, hasta que de esa forma logro crear una franquicia en poco tiempo.

Sanders toco las puertas de más de 2 mil restaurantes que le negaron cualquier tipo de acuerdo, pero Sanders nunca se dio por vencido y sabia que lo podía lograr. Hoy en día su imagen sigue estando en el logo de KFC y después de tanto tropiezos y derrota Sanders logro tener éxito.

Recuerda que todo cuenta sacrificios y cuando pienses en rendirte, piensa en estas 3 grandes leyendas.

Sylvester Stallone, Michael Jordan, Harland Sanders, Fracasos, Éxitos

          Icono de compartir en Messenger     Icono de compartir en WhatsApp

Recibe nuestras notificaciones

Agregate a nuestra lista de notificaciones

Suscribete para recibir todas las semanas nuestras mejores publicaciones

email